domingo, enero 26, 2020
Inicio Gaming Valve se carga Steam Greenlight

Valve se carga Steam Greenlight

Adiós, querida Steam Greenlight. Juntos hemos vivido múltiples momentos inolvidables. Gracias a ti, centenares de estudios indie (y proyectos unipersonales) han podido ser promocionados para llegar a nuestras manos. Pero el cambio era necesario.

Hammerwatch, La-Mulana, Papers Please, Stardew Valley, The Stanley Parable, Surgeon Simulator 2013, War Thunder, World of Tanks… Estos son algunos de los títulos más conocidos que han atravesado y superado el proceso establecido por Steam Greenlight. Las cifras de este programa de Valve son contundentes: 6146 juegos comercializados y otros 5438 con luz verde y a la espera.

Pero Greenlight no solo ha sido un lugar de éxitos. También ha causado unas cuantas risas con algunas de las proposiciones más disparatadas, descabelladas (y, a menudo, cutres) que se han visto y que no mencionaré aquí para no herir sensibilidades.

Sea lo que fuere, Valve ha decidido cerrar Steam Greenlight. O mejor dicho: renovar. Este programa ahora se denominará Steam Direct. ¿Por qué el cambio y qué conlleva?

Stardew Valley, una obra maestra producida por una única persona y promocionada a través de Steam Greenlight.

El problema de Greenlight era (y es) que depende de los votos de la audiencia para que Valve le preste atención y valore si lo acepta para su promoción y distribución o no. Eso quiere decir que existían juegos muy válidos que eran votados negativamente por trolls (o compañías). Al mismo tiempo, también habían obras (que eran una auténtica bazofia) que, «por las risas», recibían muchos votos positivos por parte de los usuarios de las plataformas. Pero lo más preocupante era que, para conseguir votos positivos, los desarrolladores se dejaban los dineros la piel. Podríamos denominarlo «tráfico de votos». Con muchas comillas.

Pues bien, con el inminente Steam Direct eso ya no ocurrirá. No habrá sistema de votación. Directamente (quizá de ahí el nombre), la compañía interesada rellenará un formulario digital, dará sus datos fiscales, pagará una tasa y podrá distribuir su juego si cumple con las condiciones del contrato. Valve ha definido este proceso como uno «muy similar al de abrir una cuenta en un banco«.

¿Pero eso no es mucho descontrol? ¿Pagas y publicas lo que te de la gana? No exactamente.

  1. Hasta ahora, la tasa era de 90€. Ahora se discute cuál será la nueva. El rango es muy amplio. La compañía norteamericana ha escuchado a los usuarios de Greenlight. Unos piden que ronde los 100€. Otros defienden cifras más elevadas (hasta 5000€). Probablemente en el punto medio esté la respuesta. Ni tan altas que sean prohibitivas para los genios más humildes, ni tan bajas como para que el catálogo de Steam se llene de porquería.
  2. Una vez el papeleo esté hecho, el juego haya sido desarrollado y esté listo para su distribución/comercialización digital, su publicación no será automática. Primero, Valve le echará un vistazo al título para asegurarse de que lo que se ofrece es lo que se vende, de que todo está correcto. Además, los algoritmos de la plataforma se encargarán de separar la paja del trigo y asegurar un mínimo de calidad en cuanto a los títulos que se publican.

La renovación está prevista para esta primavera. Poco a poco iremos sabiendo en qué se concreta este cambio de forma más exacta.

avatar
  Seguir el hilo  
Notificar en
- Publicidad -

Tendencia semanal