domingo, enero 26, 2020
Inicio Gaming Valve defiende el pago a los modders

Valve defiende el pago a los modders

No sabemos muy bien si se trata de una defensa en pro de la ética y la empatía, o en pro de los valvebilletes. Pero la cuestión es que Gabe Newell y compañía siguen defendiendo el pago a los modders.

Y decimos «siguen» porque no creemos que os hayáis olvidado del penoso intento realizado por la compañía norteamericana con los mods de Skyrim. Seleccionaron al icónico juego de Bethesda para realizar su experimento con los mods de pago, pensando que la gran comunidad y tradición de modders que siempre han existido tras los títulos de la saga The Elder Scrolls los respaldarían. Habría sido un comienzo contundente con el que se abriría la veda.

Pero se equivocaron. El rechazo de la comunidad formada por jugadores de PC fue total. En apenas unos días, el proyecto se tumbó y Valve pidió disculpas por su mal manejo de la situación. Después escurrieron el bulto sobre el asunto.

Hasta ahora.

El que decidió unir Skyrim y My Little Pony es un genio.

Cabecillas de la compañía como Gabe Newell y Erik Johnson se hartan de decir que los modders cumplen una importante función en las comunidades de los distintos juegos. Los comparan a los desarrolladores e insisten, una y otra vez, usando una terminología propia de una carrera de económicas o de administración y dirección de empresas, en que son «creadores de valor». Y como «creadores de valor» que son, merecen recibir un retorno económico por ello.

La verdad sea dicha: razón no les falta. Los modders que consideren que su mod es comercializable deberían tener derecho a intentarlo (y luego, que la comunidad hable y compre a su gusto). El problema radica en que los mods suelen ser obras de arte sin ánimo de lucro que nacen, mayormente, a partir de una motivación interna y un tanto altruista. Es este espíritu colaborativo y comunitario lo que los hace tan geniales y sublimes en numerosas ocasiones. Si se introdujera el factor lucrativo en este campo, una nueva industria nacería y quedaría dominada por dos factores:

  1. La motivación interna pasaría a ser externa. Es decir, que en vez de hacerlo por amor/pasión, muchos mods se crearían con el dinero en mente. Esto desvirtuaría su esencia (tal y como la entiende la comunidad pecera).
  2. Se introduciría un elemento competitivo. Los mods se caracterizan, usualmente, por la afirmación de que «la unión hace la fuerza«. Y la competición comporta justo lo contrario.

Como respuesta a lo que sucedió con Skyrim, la comunidad sugirió que se fomentara un sistema de donaciones. Dicho sistema compatibilizaría los principios del modding con su justa valoración económica. De hecho, es este el sistema predominante hoy en día.

Pero no sabemos qué pasará el día de mañana. Seguro es que Valve estudiará y preparará una segunda intentona para los mods de pago. El debate se reabrirá y un nuevo pulso tendrá lugar.

avatar
  Seguir el hilo  
Notificar en
- Publicidad -

Tendencia semanal