domingo, julio 5, 2020
Inicio Gaming Crowdfunding: ¿problema o solución?

Crowdfunding: ¿problema o solución?

Durante los últimos meses se está poniendo en entredicho la fiabilidad de las funciones del crowdfunding, esas aplicaciones que sirven para que la gente done una cantidad de dinero totalmente voluntaria a un proyecto en desarrollo. El mundo de los videojuegos está sufriendo últimamente el lado más oscuro de estas aplicaciones.

Hace apenas una semana que se lanzó al mercado ‘Mighty nº 9’, un supuesto juego indie creado por Keiji Inafune, el teórico padre de ‘Megaman’. Según Inafune, el juego iba a ser «el sucesor espiritual» de la mítica saga de Capcom. Pese al poder adquisitivo y las influencias de Inafune dentro del mundillo, decidió tirar de Kickstarter, una plataforma de crowdfunding, para que la gente contribuyera con ilusión en el que iba a ser una de las sorpresas del año.

Inafune y su proyecto llegaron a recopilar casi 4 millones de euros, cantidad que llega a superar en ocho veces presupuestos de juegos indie tan válidos como ‘Undertale’. Pese a ello, el proyecto llamado ‘Mighty nº 9’ sufrió inagotables retrasos y presentaba gameplays de muy baja calidad, por lo que el asunto empezó a oler bastante mal.

Mighty n9

Efectivamente, el viernes 24 de junio de 2016 se lanzó al mercado una de las decepciones más grandes de la historia de los videojuegos, estando a la altura de las famosas copias de ‘E.T. el Extraterrestre’. El juego es enormemente pésimo, de mala calidad gráfica, físicas y texturas estropeadas, con jugabilidad monótona y repetitiva y de muy baja dificultad, algo imperdonable contando con 4 millones de presupuesto. En resumidas cuentas, ‘Mighty nº 9’ tiene más horas de créditos que de juego real.

Mighty n9 2

Un enorme fiasco que ha manchado para siempre el nombre de Inafune y ha dejado al crowdfunding muy tocado. Y es que son ya varios los timos que han sufrido los donantes de algunos videojuegos que se iniciaron en Kickstarter y desaparecieron sin dejar rastro ni dar explicaciones a los verdaderos productores del título: los usuarios.

Las intenciones del crowdfunding en cuanto a proyectos de gente sin recursos son totalmente válidas, pues se trata de una aplicación que ayuda a aquellos desarrolladores desconocidos a despegar y darse a conocer. El problema es cuando los fracasos vienen de la mano de grandes creadores y mitos de la industria que no buscan otra cosa que aprovecharse de la fe y la buena voluntad de la gente. A causa de estos fiascos provenientes de desarrolladores conocidos, el crowdfunding se está viendo perjudicado por una gran mancha de noticias negativas, timos, cancelaciones y otros fracasos que hacen dudar cada vez más a la gente a la hora de donar.

Adrián Pérezhttps://top10games.es
Mi pasión por la informática y la tecnología me llevó a hacer Top10Games. Me gusta el cacharreo y todo lo que se enchufe o lleve pilas. Embaucado por los videojuegos e impulsado por los cientos de proyectos en los que colaboro.
avatar
  Seguir el hilo  
Notificar en

Tendencia semanal